Miércoles 3 de Marzo de 2021

Hoy es Miércoles 3 de Marzo de 2021 y son las 05:27 ULTIMOS TITULOS: Godoy Cruz le arruinó la fiesta a San Martín y se quedó con la victoria / Jóvenes voluntarios realizaron tareas de higiene urbana y difusión sanitaria en Florencio Varela / PabloTrapero ganó el León de Plata en Venecia / San Lorenzo defiende la punta en el clásico ante Huracán con todo el Ducó en contra / Scioli respaldó la continuidad de Fútbol para Todos y se diferenció de los dirigentes de Cambiemos / Independiente se dio el gran gusto y goleó a Racing ante su gente / Olimpo recibe a Sarmiento en Bahía Blanca / Atrapamiento y recuperación del alma / Messi marcó el gol del triunfo ante el Atlético de Madrid / El desmesurado universo de la literatura fantástica / Castro: "La victoria de Corbyn expresa el rechazo a las políticas de austeridad que afectan a los que menos tienen" / Sin escapatoria en la frontera sur de Hungría / Francisco criticó el sistema actual "que desplazó al hombre del centro y puso al dinero" / El jefe del ELN ratificó la disposición a negociar pero advierte sobre la reedición de una "coordinadora guerrillera" / Recordarán en Entre Ríos al milagrero Lázaro Blanco, a 129 años de su muerte / Argentinos recuperó la sonrisa y le ganó a Nueva Chicago de visitante / Nostalgia de las relaciones carnales / Scioli convocó a "ir hacia adelante a partir del 25 de octubre y no para atrás" / Macri prometió "universalizar un ingreso ciudadano" y fijó como meta el "hambre 0" / Ahora 12 superó los 30.000 millones de pesos en ventas /

25.2°

EL CLIMA EN VILLA ANGELA

  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

POLITICA

18 de diciembre de 2017

"MIS VIEJOS LUCHARON POR UN PAÍS MEJOR"

Mano a mano con la nieta recuperada 126, que contó detalles de su vida y también se refirió a la decisión de llevar definitivamente el apellido de sus padres biológicos. 

Adriana Garnier sonríe. La sonrisa se le completó a un mes de cumplir los 41 años, cuando se enteró que es hija de desaparecidos. A su mamá se la llevaron detenida cuando cursaba el octavo mes de embarazo. Tenía 23 años. “Volvía de la panadería y la chuparon. Muy de cobardes”, lanza.

Sus abuelos, los libros, la historia, Abuelas, hizo que conociera cada detalle de sus padres biológicos. “Mi papá se entregó a los dos meses para que nos liberen. Dio la vida por nosotras”, agrega. Pasaron cuatro décadas y la vida le dejó una enseñanza: “el odio no nos lleva a ningún lado”. “¿Qué número soy?”, fue lo primero que preguntó Adriana cuando en

Abuelas de Plaza de Mayo

le confirmaron que es hija de desaparecidos. “126”, le respondieron.

 

Desde aquel día pasaron apenas dos semanas, por eso ella todavía sigue siendo la protagonista de un cuento. Cuento con final feliz, pero con un inicio trágico. Su madre, Violeta Graciela Ortolani, fue secuestrada el 14 de diciembre de 1976. Su papá, Edgardo Garnier, se entregó el 8 de febrero de 1977.

“Lo hizo por amor. Quería que nos liberen”, le cuenta a Crónica. Su “liberación” llegó unos meses después, cuando sus padres adoptivos (taxista él, modista ella) se comunicaron con un comisario, a quien le pagaron por su adopción. “Creyeron que yo era un bebé abandonado en una iglesia. Este policía truchó los papeles. Se enteraron que era hija de desaparecidos cuando tenía veinte años”, agrega Adriana, quien para Año Nuevo viajará a Entre Ríos a pasar las fiestas con su abuela paterna, Blanca Díaz de Garnier.

“Fue surrealista conocerla”, dice haciendo alusión al pasado 9 de diciembre, cuando viajó a Concepción del Uruguay, para tener el primer contacto con la mujer de 86 años. Las primeras dudas la tuvo desde muy chiquita. Tenía cinco años y su contraste en el color de la tez con su “madre de corazón” hicieron nacer las preguntas.

Cuando tenía 13, se acuerda de los cuestionamientos sobre el embarazo. “Se ponía nerviosa. Nunca me mostró una foto de su panza”, comenta. Su documento, cuya fecha de nacimiento indica el 27 de enero de 1977, indica que nació en Wilde, pero toda su vida vivió en Capital Federal.

 

“Primero teníamos la casa en Parque Patricios. Después fuimos a Monserrat”. Todas esas incertidumbres fueron tomando forma a lo largo de su vida, para culminar en 2014, más precisamente en su cumpleaños número 37. “Con el regalo me dejó una carta: ‘Muchas felicidades te desea tu mamá Alicia’. Ahí me pregunté el porqué aclara su nombre”, rememora ante este medio.

A los pocos meses falleció su madre y empezó una nueva etapa en su vida. La hermana de su padre adoptivo le contó la verdad. “No les guardo bronca ni rencor. Les debo un abrazo”, sigue. La confirmación desde Abuelas llegó tres años después del primer estudio. Primero dio negativo. Después llegó la alegría. “Hay 1.500 millones de veces de compatibilidad con la familia Garnier-Ortonali”, fueron las palabras de la Conadi. Hoy Adriana es 1.500 veces más feliz que hace un mes, cuando la sonrisa aún no estaba completa.

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!